QUIÉNES SOMOS

propuesta-logo-2

Hasta 1998 en Burgos había pocas asociaciones de personas con discapacidad física u orgánica, con un reducido número miembros cada una y con una dedicación reivindicativa realizada de manera aislada.
Un año antes, en 1997, nació la (ahora denominada) FEDERACIÓN DE ASOCIACIONES DE PERSONAS CON DISCAPACIDAD FÍSICA Y ORGÁNICA DE BURGOS (FEDISFIBUR). Una entidad sin ánimo de lucro que se crea con el objetivo de unir los esfuerzos de todas las asociaciones de personas con discapacidad física y orgánica, conscientes de que sólo trabajando en común se podía llegar a la normalización e inserción integral de este colectivo.
A partir de 1998, y gracias al trabajo de esta Federación, el panorama para la población con discapacidad física y orgánica de Burgos empezó a cambiar y comenzaron a constituirse nuevas asociaciones e incrementándose paulatinamente el número de miembros existentes en las ya existentes.
En un primer momento, la Federación promovió la creación de un Servicio de Integración Laboral, pero no transcurrió mucho tiempo hasta que tomó conciencia de que el tipo de demandas del colectivo se traducía en una intervención integral mediante la que se cubriesen sus necesidades, tan numerosas como variadas, de manera global.
Con el fin de garantizar la calidad de vida de estas personas, a través de la normalización en todos los ámbitos de la vida e inspirado en todas estas, nació el Centro Asesor Integral (C.A.I.).

La Federación de Asociaciones de personas con discapacidad física y orgánica de Burgos trabaja con la finalidad de optimizar la integración social y la igualdad de oportunidades, para favorecer la respuesta social a la diversidad, disminuyendo así el riesgo de exclusión social de las personas con discapacidad física y orgánica.

Fedisfibur, a pesar de ser una organización “joven”, y gracias al trabajo desarrollado en estos años, se ha afianzado dentro del panorama de Burgos como la entidad más importante de personas con discapacidad física y orgánica, llegando a convertirse en un referente primordial en la vida de los burgaleses y las burgalesas con discapacidad, ya sea física u orgánica, así como el servicio clave al que derivar a estos ciudadanos y ciudadanas desde otras entidades.